Post

Nunca conforme, siempre en construcción

2023-10-253 min.

Pocas veces quedo conforme con los diseños que hago o con los sitios web que desarrollo. Esto no quiere decir que nunca llego a una solución "definitiva", pero con el paso de los días siempre les encuentro algo que mejorar. Y como en el mundo profesional los clientes necesitan soluciones concretas, no algo que se desarrolla indefinidamente, tengo que luchar con esto en cada proyecto.

Los que me conocen más de cerca y ahora ustedes, me han visto innumerables veces diseñar este espacio.

Hace un tiempo atrás me di cuenta de dos cosas importantes con respecto a este sitio web:

  1. Al ser este un espacio personal, no existen los límites de tiempo, así que puedo iterar indefinidamente hasta lograr algo que me deje conforme.
  2. Me gusta que mi sitio web evolucione de acuerdo a mis gustos sin necesidad de volverlo a armar una y otra vez (en cuanto al diseño).

Para aplicar lo segundo, he tenido que desarrollar una técnica que me permita hacer cambios sin necesidad de volver a empezar. Mi técnica es muy obvia y la llamo “diseño reposado”. Consiste en definir una meta pequeña, como por ejemplo, cambiar la introducción en la página de inicio. Luego dejo pasar una cantidad prudente de tiempo antes de realizar cualquier cambio. Todo esto para que el cerebro se acostumbre al diseño y, al volver, se puedan identificar los elementos que no me gustan o que podrían mejorar.

Para lograr algo que me deje conforme y a la vez me resulte cada vez más atractivo, me he impuesto dos reglas:

  1. No tener miedo de cambiar el diseño si siento o veo que algo no encaja, incluso si el sitio web se encuentra en producción.
  2. Dejar "reposar" el diseño al menos un día, a no ser que se trate de agregar contenido sin modificar los estilos ni la estructura.

Hasta ahora está dando resultados. Este sitio web está "siempre en construcción" y eso para mí, una persona muy meticulosa y disconforme, viene como anillo al dedo. Así que espero no volver a decir esto al menos en unos 12 meses más:

Nuevo diseño, nueva interfaz y un desarrollo desde cero.

Un espacio que, para mí, se siente más orgánico y que, a pesar de los límites que me impongo a mí mismo, me permite seguir modificando este sitio web una y otra vez.

Sé que no estaré conforme en unos días, espero que esta vez no sea tan pronto.